SS y Prevención Riesgos Laborales

Obligaciones en caso de exposición a campos electromagnéticos en el taller de reparación

Riesgos electromagnéticos taller

En julio del 2016 entraba en vigor el Real Decreto 299/2016, de 22 de julio, sobre la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a campos electromagnéticos, estableciendo las disposiciones mínimas de actuación ante este tipo de riesgos.

A continuación te explicamos los aspectos básicos a considerar en caso de exposición de los trabajadores del taller a campos electromagnéticos.

En primer lugar, cabe mencionar la definición, según el presente Real Decreto, de campo electromagnético:

Campo electromagnético: “los campos eléctricos estáticos, los campos magnéticos estáticos y los campos eléctricos, magnéticos y electromagnéticos variables en el tiempo, con frecuencias comprendidas entre 0 Hz y 300 GHz”.

A título de ejemplo, algunos de los riesgos electromagnéticos que se pueden encontrar en el taller de reparación de vehículos son: soldadura manual, soldadura por resistencia, operaciones eléctricas…

magnifier13 Evaluación
De conformidad con el artículo 6 del Real Decreto 299/2016, si los trabajadores del taller pudieran estar expuestos a campos electromagnéticos, el empresario deberá evaluar los riesgos que puedan derivar en el lugar de trabajo de estos campos, para poder definirlos y aplicar un plan de acción para eliminar o minimizar al menor nivel dichos riesgos. 

A fin de identificar los campos electromagnéticos existentes en el lugar de trabajo, se atenderá a la Guía técnica indicada en la disposición adicional única del Real Decreto 299/2016, es decir, una guía de carácter no vinculante elaborada por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo de acuerdo con el artículo 5.3 del Reglamento de los Servicios de Prevención. También se tendrán en cuenta las guías de la Comisión Europea, además de los niveles de emisión de campos electromagnéticos comunicados por los fabricantes de equipos, cuando corresponda.

Según el artículo 6.4 del Rea Decreto 299/2016, las evaluaciones serán efectuadas por personal cualificado para el desempeño de funciones de nivel superior con la especialidad de higiene industrial.

A la hora de evaluar los potenciales riesgos derivados de campos electromagnéticos, será necesario prestar atención, entre otros, a los siguientes puntos:

ok-blue Trabajadores con riesgos particulares: aquellos que llevan implantados dispositivos médicos activos o pasivos (marcapasos cardíacos, prótesis del oído interno, prótesis articulares…), trabajadores con otros dispositivos médicos (por ejemplo, bombas de insulina), trabajadoras embarazadas, …

ok-blue Frecuencia, nivel, duración y tipo de exposición.

ok-blue Efectos biofísicos directos y efectos indirectos.

ok-blue Existencia de equipos sustitutivos diseñados para disminuir los niveles de exposición a los campos electromagnéticos.

ok-blue Etc.

verification5Plan de acción

Según el artículo 4 del Real Decreto 299/2016, tras realizarse la evaluación de riesgos conforme al artículo 6 del mismo real decreto, pueden darse las siguientes situaciones:

ok-blue SÍ se superan los Valores Límite de Exposición: es necesaria la elaboración y aplicación de un plan de acción con medidas técnicas y/o de organización destinadas a evitar que la exposición supere los Valores Límite de Exposición relacionados con efectos para la salud o los Valores Límite de Exposición relacionados con efectos sensoriales.

ok-blue Se demuestra que NO se superan los Valores Límite de Exposición correspondientes y, además, pueden descartarse riesgos para la seguridad de los trabajadores: No es necesaria la elaboración y aplicación del plan indicado en el punto anterior.

Entre los puntos que contendrá el plan de acción, será necesario prestar especial atención a:

1. Adopción de métodos de trabajo con una menor exposición a campos electromagnéticos.

2. Elección de equipos que produzcan campos electromagnéticos menos intensos.

3. Aplicación de medidas técnicas que permitan reducir la emisión y exposición a los campos electromagnéticos incluyendo, cuando sea necesario, blindajes, uso de sistemas de bloqueo u otros mecanismos similares de protección de la salud.

4. Aplicación de medidas apropiadas que permitan delimitar y controlar el acceso a zonas de exposición a campos electromagnéticos, por ejemplo: señales, etiquetas, barreras, marcas en el suelo…

5. Si existe exposición a campos eléctricos, se deberán incluir medidas y procedimientos a fin de controlar las corrientes de contacto y las descargas en forma de chispas, empleando métodos técnicos y formación de los trabajadores.

6. Inclusión de programas adecuados de mantenimiento de los lugares, equipos y puestos de trabajo.

7. Diseño y disposición de los lugares y puestos de trabajo.

8. Limitación de la duración e intensidad de la exposición.

9. Disponibilidad de los equipos de protección individual adecuados.

Además de considerar los puntos anteriores, se tendrán en cuenta los puntos 6, 7 y 8 del artículo 4 del Real Decreto 299/2016, sobre la aplicación de medidas específicas.

seo40 Documentación y formación

Los datos que se obtengan de la evaluación y medición de los campos electromagnéticos se deberán conservar para su consulta posterior. Para la documentación de la evaluación se atenderá a lo dispuesto en el artículo 23 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre y en el artículo 7 del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero.

Por otra parte, los trabajadores que puedan verse expuestos en el lugar de trabajo a los riesgos derivados de los campos magnéticos deberán recibir la información y formación necesaria relativa a este tipo de riesgo.

 *Esta información es un resumen del Real Decreto 299/2016. Para mayor detalle se recomienda acudir a las asociaciones del sector y/o contactar con el Servicio de Prevención Ajeno del taller.